• Los expertos en educación suecos dicen que no es lícito imponer modelos educativos  iguales a ambos sexos.
  • Los suecos  confirman las teorías educativas del prof. español García Hoz

Hace unos treinta años se empezaron a poner en práctica, en España, las teorías educativas del más prestigioso pedagogo español de los últimos tiempos, Víctor García Hoz, que ahora una vez más, se han visto confirmadas por los investigadores suecos en Ciencias de la Educación.

El Prof. García Hoz ha defendido siempre dos principios básicos en educación primaria. Uno es la educación personalizada, que se lleva a cabo por el sistema de tutorías, cada profesor es tutor de un número pequeño de niños, y los sigue de cerca, preocupándose no sólo de su nivel académico, sino también de su vida escolar y familiar, su integración, etc. Este principio ha sido considerado por todos los educadores como muy positivo y se ha tratado de introducir en los niveles educativos no universitarios, también en la enseñanza pública, aunque con ciertas dificultades al contar normalmente con sólo un profesor por clase y hacerse las tutorías dentro de horario escolar.

Otro de los principios defendidos por el Prof. García Hoz es el de la  mayor calidad de la educación separada durante la educación primaria y secundaria. Sobre esta teoría, el ilustre pedagogo ha escrito artículos científicos, libros, artículos de prensa y ha dado numerosas conferencias, demostrando siempre cómo los niños y las niñas son diferentes, y cómo es necesario darles la misma educación de forma diferente. (Si los niños y las niñas están en la misma clase y el profesor o la profesora explican para los niños, de forma muy razonada y muy analítica, las niñas se aburrirán, y si se explica para las niñas, más rápidas e intuitivas, de una forma más explícita, los niños no terminarán de entender).

Este principio ha sido denostado por las autoridades académicas españolas a las que les parecía(sin ninguna base científica) que era mucho más progresista la coeducación, hasta tal punto que a aquellos colegios de mantienen separados a niños y niñas, como los prestigiosos colegios de Fomento de Centros de Enseñanza, en los que se siguen las teorías educativas del Prof. García Hoz, se les niega, en muchas Comunidades Autónomas,  cualquier tipo de subvención, y los padres a pesar de pagar sus impuestos tienen también que pagar el 100% del coste de la enseñanza de sus hijos.

Ha tenido que ser alguien tan progresista como los suecos los que confirmen las verdades del Prof. García Hoz. La Ministra de Educación de Suecia, Beatrice Ask, nombró, hace tiempo, una comisión especial para encontrar la estrategia adecuada y decidir la mejor educación de los niños, desde que nacen hasta que terminan la educación escolar. La parlamentaria Chris Heister, Presidenta de la Comisión, acaba de presentar el informe de dicha Comisión y un libro donde se exponen las conclusiones del trabajo, al que han llamado “Todos somos diferentes”. En este volumen, que se recomienda a todos los maestros, se demuestra con toda clase de datos, que la realidad es muy diferente a lo que está escrito en la Ley de Educación sueca.

Según ha explicado la señora Heister, la educación tal como se aplica hoy “conserva y lleva a extremos negativos” las diferencias entre los sexos, precisamente por no tenerlas en cuenta. Además “los profesores no están aún preparados para comprender esas diferencias y saber como enfrentarse a ellas” .

También ha manifestado que la Ley de Educación tiene que ser reformada junto con los estudios de Magisterio. “Se ha demostrado que las niñas, de pequeñas, entre los 7 y los 15 años, asimilan con más rapidez y aprenden más que los niños. Mientras que en la secundaria, es decir, en el bachiller, tienen más dificultades que los chicos. Por otra parte, hay que tener en cuenta, que las chicas alcanzan la madurez mucho antes que los chicos, y aunque tengan la misma edad no puede tratárseles igual”, por lo que recomienda que se organicen clases con solamente niños o solamente niñas.

Los suecos, treinta años después, han llegado a las mismas conclusiones que el Prof. García Hoz, a las que los responsables de la educación pública española han hecho oídos sordos por considerarlas excesivamente conservadoras, mientras ellos, sin ninguna base científica, han implantado una “igualdad entre sexos”, llevada al absurdo y que sólo sirve para perjudicar la educación de los niños.
Los expertos en educación suecos opinan que no es lícito imponer conductas o modelos educativos idénticos a ambos sexos, y recomiendan que se vuelvan a hacer colegios para niños y colegios para niñas, ya que la educación no se imparte sólo dentro de las clases, sino también en los tiempos de descanso y de recreo, en el comedor etc,. Exactamente las teorías educativas que se aplican en los Colegios de Fomento de Centros de Enseñanza, pioneros en adoptar una educación personalizada y que no se dejaron arrastrar por los vientos de la coeducación, fiándose más de las conclusiones de la investigación rigurosa de un prestigioso equipo de pedagogos, que de las corrientes ideológicas de un determinado momento.